[El post-capítulo] ‘The Walking Dead’ Temporada 3, episodio 6: ‘Hounded’.

[AVISO A LECTORES]: Esta entrada está escrita a la carrera, sin revisar, sin mirar atrás y sin tomar prisioneros. Los resultados de lo escrito son fruto única y exclusivamente de la vehemencia que me invade cada vez que termina un nuevo capítulo de la serie. Por cierto: SPOILERS EVERYWHERE.

Después de una semana bastante ajetreada y sin demasiado tiempo para escribir por estos lares, era menester retornar a mi adorada Batcueva para retomar esa ya tradición que es destripar los nuevos episodios de The Walking Dead en los post-capítulos; entradas de las que no me enorgullezco en absoluto -porque están escritas con el ojete y a la carrera-, pero que os encantan. Y me debo a vosotros. Mis amados y fieles seguidores. Ya dejaré por aquí mi número de cuenta para que me financiéis algún proyecto…

Entremos en materia.

La semana pasada todos nos quedamos con el ojete doblado al ver como el teléfono de la cárcel sonó delante de un Rick que se ha quedado loco cual puta cabra después de la defunción de su ex-amada loca del coño.
Por otra parte, en el pueblo del sopor, Andrea sigue trabajándose al Gobernador para echarle uno, dos o los polvos que sean menester; mientras Michonne -alias “la negra que sospecha”- se ha dado el piro de Woodbury cansada de que su amor lésbico no sea correspondido.

Esta semana, Hounded -así se llama el episodio- comienza con Merle y tres fulanos -uno de ellos se llama Gargulio. GARGULIO, JODER.- que son carne de muerte prematura buscando a Michonne. Mientras el bueno de Merle suelta sus frases de chuloputas, la Ningger -mezcla de ninja y nigger- aparece de la nada y se lía a espadazos, cargándose a dos de los tres matones de Merle y dejando al manco con los huevos rotos de una patada. Pero la muchacha no se va de rositas, porque recibe un tiro en la pierna que la dejará tocada para lo que queda de episodio. Secuencia de opening y al turrón.

En la cárcel, Rick es la telefonista más zumbada del país, y está hablando con una tipa que le asegura que están en un sitio seguro y que llevan llamando a la cárcel la hostia de tiempo.-Si los guionistas pretenden que funcione el giro de que todo esto es fruto de la mente de Rick pueden comerme los huevos por debajo del culo pero ya, porque canta demasiado. Tras suplicar como una nenaza que les dejen ir con ellos, el sheriff vuelve con el grupo un momento sólo para dejar claro lo chalado que se ha quedado, lanzando miradas de soslayo y agarrándose la polla para que todos vean lo gorda que la tiene antes de pirarse dando un portazo, como uno de los adolescentes perturbados de Hermano Mayor.

Mi nombre es GARGULIO, tu me bautizaste, prepárate a morir.

En el pueblo del sopor sólo puede pasar una cosa: la gente HABLA. Y habla. Y habla… y… hab… zzZzzzzZZZZzzzzzZ… ¡ARGH! Perdonad, el discurso gilipollesco de Andrea sobre lo violento que fue el show de la otra noche me ha dejado frito. El Gobernador y la rubia se lanzan miraditas pre-sexuales después de que la muchacha quiera “contribuir con la comunidad”. Vamos, que quiere ser la primera dama. Menuda fresca está hecha.

Segundo asalto. Rick coge el teléfono y otra sarta de gilipolleces se acontecen. En cualquier momento me veo una llamada de una señora diciendo que tiene la empanadilla en Móstoles haciendo la mili y a su hijo en el horno.
Parece ser que los que llaman son psiquiatras, psicoanalistas o algo por el estilo, porque no hacen más que sacarle mierda a Rick para hacer terapia. En cualquier momento llamará Freud y le dirá que habla sólo con un teléfono porque se quería follar a su madre. En fin… Que como sabe que el sheriff se está quedando majara del coño -es la herencia que le dejó Lori, su locura del coño-, Hershel -con su barba de badass motherfucker- baja a ver qué hostias le pasa. Rick le cuenta que le están llamando -después de una conversación insustancial, para no variar-, el granjero le mira con cara de “aaahá”, y le entona un “siiiii, claaaaaaaro” en plan Doctor Maligno. A Rick se la pela, porque está muy loco y tiene la verdad absoluta.

En otro ala de la cárcel, el preso afroamericano random, Daryl y Carl están de limpieza; momento que aprovecha el motero para dar la chapa al crío con una historia sobre cómo su madre murió calcinada. Carl responde con un “thanks for the info”, igual que todos nosotros. Más tiempo de episodio perdido.
El pequeño grupo llega a una habitación donde el afroamericano encuentra unas zapatillas y se abalanza sobre ellas como si se las fuese a quitar alguien, momento que aprovecha un zombie para asaltarles que -OH, CASUALIDAD- lleva un cuchillo clavado en el cuello que pertenece a Carol. ¡Está viva! ¡Qué sorpresa! -Nótese la ironía-.

Saltamos al pueblo de nuevo. Otra secuencia infumable con Andrea hablando con una tía que nos da igual sobre algo que nos da igual hasta que aparece un zombie -¡uh! ¡acción!- y la rubia salta el muro para darle dos puñaladas en la cabeza y hacer ruiditos pseudo orgásmicos. Esto -no se si actuar como una demente o los ruidos de vicio- la lleva directa al despacho del Gobernador -yo no digo nada, pero así empiezan muchas pelis porno-. Una vez en el despacho, Andrea confiesa que es una degenerada y que disfrutó en la arena, y que aparte le mola el ciruelo del Gobernador, a lo que él, en plan Han Solo, contesta con un “ya lo se”. Menudo fucker está hecho el colega. Después de este momento autoritario y porno-colegial de “estás castigada en el despacho del director”, la futura parejita mantienen una conversación aburrida con el único subtexto de “te quiero fornicar vilmente”. Y acaban fornicando.

Hola, soy GARGULIO. Tener este nombre duele mucho.

Michonne, Merle y GARGULIO -hay que ser hijo de puta para llamar así a tu hijo- han tenido otra escaramuza de la que “miss katana inexpresiva” ha salido huyendo. Esto se traduce en un Merle diciendo al muchacho de nombre absurdo que se piren al pueblo y mientan al gobernador. El chaval se niega. Merle le mata para que no sufra más por tener ese horrible nombre -OBVIAMENTE-.

Y atención porque llegamos a la hora de las coincidencias absurdas -alias “NO OS CREÉIS NI VOSOTROS, GUIONISTAS, QUE ESTO ESTÉ PASANDO DE VERDAD”. Atentos porque es para cagarse y no limpiarse:

Michonne -que va en dirección opuesta al pueblo del sopor- llega a una zona abandonada con tiendas. Como es de costumbre va oculta entre las sombras y con cara de perro. ¿Quién llega al mismo sitio que ella? ¡Glenn y Maggie! -te amo, granjera-. Estados Unidos son lo suficientemente grandes como para que la cárcel y Woodbury estén a la misma distancia que Sabadell y Rubí. POR SUPUESTO. Pero ojo, que no acaba aquí la cosa.
Merle, que iba en la dirección opuesta a Michonne… ¡APARECE EN EL MISMO SITIO Y SE TOPA CON GLENN Y MAGGIE! Muy lógico que se separen en Atlanta y acaben juntos en el culo del mundo cuando todo está desierto y devastado. QUE NO ME LO TRAGO, QUE NO.
Bueno, después de un rato de cháchara muy chungo en el que Glenn se hace el valiente y Michonne actúa como una rata de alcantarilla escondida detrás de un coche, Merle toma como rehén a Maggie -HIJOPUTA- y les lleva al pueblo del sopor a matarles de aburrimiento con largas conversaciones sobre nada. Michonne, con las mismas, espera a que se pase el momento de mal rollo y se pira. Con dos ovarios bien gordos.

Rematamos en la cárcel, donde, por un lado, Rick recibe la última llamada del día -recibe más llamadas que Sandro Rey-. Esta vez es, ni más ni menos que… ¡La loca del coño! Ni después de muerta deja de tocar las narices al pobre hombre. Bueno, después de los “te quieros” de rigor, y de los “me follé a tu mejor amigo pero tu eres mi hombre y yo tu mujer, y cuida de los niños porque si no me apareceré mientras cagas y te asustaré”, Rick cuelga. Ha tenido la redención que necesitaba. Se ha sacado la espinita de despedirse de su mujer -que no pudo hacer por actuar como un demente idiotizado-, lo que le ha convertido en un mejor hombre que puede protagonizar secuencias de final de capítulo con música bonita en la que abraza a su bebé recién nacido -mientras pasa de Carl como si fuese mierda humana-.

Ah. Aprovechando la musiquita bonita, Daryl encuentra a Carol -de una manera bastante absurda que tenéis que ver por vosotros mismos porque soy incapaz de describir tanta imbecilidad- y se la lleva en brazos como si fuese el puto Kevin Costner en El Guardaespaldas. Carol no es Whitney Houston, pero tiene la misma pinta de demacrada que ella cuando le empezó a pegar al crack. Todo cuadra.

Y ahora, inicio un nuevo apartado en los post-capítulos.

EL CLIFFHANGER: En esta ocasión, Rick agarra su pistola y avanza hacia la verja de la cárcel mirando a la lontananza. Allí, fuera, rodeada de zombies está… ¡Michonne! ¡Si! ¡MÁS PUTAS CASUALIDADES ESPACIALES RIDÍCULAS!

Si es que el mundo es un pañuelo, pero es que Estados Unidos debe de ser igual de grande que Albacete…

Hasta la semana que viene.

¿Está GARGULIO? Que se ponga.

¡A compartir se ha dicho!


Comments
13 Responses to “[El post-capítulo] ‘The Walking Dead’ Temporada 3, episodio 6: ‘Hounded’.”
  1. Joaquin dice:

    Si la verdad que el encuentro merle-michone-glenn fue metido bastante a la fuerza, pero cuando Michone llega a la prisión eso tiene sentido, porque debe haber escuchado la conversación de Maggie y Glenn y si te fijas dejan bien en claro que estan en una carcel con otro grupo y que por deducción debe saber que son los amigos de Andrea, y ahora le va a avisar a Rick sobre Woodbury.

  2. piratasfm dice:

    JA! JAJAJAJA! Me siento realizada por haber acertado,en lo de Carol y en lo del fornicio xD aunque estaba algo cantado,sobre todo lo ultimo xD
    A ver, Merle se conoce la zona,es facil que supiera de un sitio donde hay coches ahí tirados y fuera a buscarse uno. Michonne siguió a los zombis que pasaron de ella y que obviamente seguian a Merle, es fácil. Lo raro es el tempo,que llegara ella antes que el xD Y cuando fue a la carcel,lo mismo, no tuvo más que seguir el camino por el que llegó el coche y acabaría viendola en la lontananza :P
    Pero no entiendo por qué cojones salen a cazarla. O por qué deja el mensaje ese con visceras. Vale,porque son malos y ella lo sospechaba,pero joder,mi no entiende. Y al otro que pollas le ha dado con la espada y la cabeza?
    Como decía en temporadas anteriores…ni apocalipsis zombi ni hostias,siempre va a ser el hombre jodiendo al hombre….
    PD: preveo batalla Daryl vs Merle en algun momento dado…

    • victor dice:

      Verga esa Andrea si que es puta y degenerada, solo falta que descubra a la hija del gobernador y quiera hacerle la fiesta de quince años.

  3. Ileana dice:

    Andrea y su gobernador dan deseos de suicidarse, aburridoooooooo, hasta cuando nos pudren con esas conversaciones eternas, como dices tu, de nada.

  4. joss dice:

    pinche puto racista asqueroso de mierda !! tienes pura mierda en la cabeza !! puto si no te gusta la serie ni los personajes deja de verla perro !!

    • Meccus dice:

      Si no le gusta a usted lo que lee, deje de hacerlo. Nadie le obliga a entrar aquí y perder su valioso tiempo leyendo mis post-capítulos.
      Gracias por hacerme reír muy fuerte al llamarme racista. Nada más lejos.

      Y gracias también por comentar.

  5. Eriik dice:

    Tío me encantan tus post-capítulos. Me he leído también los de la segunda temporada. Por cierto soy de Sabadell xdd. No dejes de escribir.

    Saludos!!

  6. En cuánto a las casulidades, es cierto que Merle iba en dirección contraria a Michonne (Ahí te doy la razón), pero la serie no se desarrolla en todo EEUU, sino que solo se han movido por el estado de Georgia. Si recuerdas el episodio 3×01 muestran un mapa en el que tienen pintado los sitios por donde han pasado y han dado vueltas sólo por el estado de Georgia. Tampoco es una casualidad que Michonne vaya hacia la cárcel, porque ha oído la conversación entre Glenn y Maggie, sabe que en la cárcel hay otras personas y se dirije hacia allí.
    Además, no sé por que escribes tanto sobre una serie que, obviamente, no te gusta.

    • Meccus dice:

      Como es usted el lector número un millón que ha comentado lo mismo, le contestaré a la popular pregunta raso por corriente. Escribo tanto sobre una serie que, obviamente, no me gusta porque me sale de los cojones. Así de sencillo.
      En otro orden de cosas, su pregunta me trae otra a la cabeza; ¿por qué comenta -y lee- usted en una entrada que, obviamente, no le gusta?

      Gracias por comentar y busque en un diccionario el significado de ironía.

      • Adrián dice:

        jajajajajaja, un ídolo en toda regla. Nada más que las risas que te debes echar escribiendo esto merece la pena sufrir los 40 minutos de seriexcremento.

        Por cierto soy el de freixenet, y como fuiste de los pocos que nos diste bombo, te dejo la última creación gráfica. Hemos pensado mandarla a los guinistas de la serie, lo mismo quieren basar la 4ª temporada en esto:

  7. Peet dice:

    dónde está el episodio siete?

  8. ches dice:

    Recomendación: lee el comic…le dá mil patas a la serie, no sé si los has leido pero es mucho más auténtico, más gore, más zombie y sobre todas las cosas más rápido.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 628 seguidores

%d personas les gusta esto: