Stan ‘The Man’ Lee cumple 89 primaveras y yo me pongo ñoño.

RESPECT.

Bueno, vale. Las cumplió ayer día 28, pero entre aguantar gilipolleces inocentadas y tener una deliciosa (no) reunión/cena familiar llegué más tarde de las doce a casa y pensé; qué coño, ya da igual publicarlo ahora que mañana por la tarde. Además, al bueno de Stan no le importará que le felicitemos tarde como buena figura paterna que es.

Si, no me miréis raro -o imaginéis que me miráis raro, ya que muchos de vosotros no me habéis visto el careto en vuestra vida; mejor para vosotros-, si os habéis criado entre cómics de pijameo, o los habéis disfrutado en mayor o menor medida durante vuestra infancia o pre adolescencia Stan Lee es como un padre para vosotros. Uno muy guay que nos ha regalado cosas mucho más especiales que un Mecano, una Super Nintendo o un lap dance privado con una prostituta de lujo un coche en tu 18 cumpleaños. Y esas cosas se llaman Bruce Banner, Tony Stark, Peter Parker o Steve Rogers. Él nos ha regalado demasiado, así que lo mínimo que puedo hacer es escribir una entrada en su honor.

Así que desde aquí felicito el cumpleaños -un poco temeroso de que en cualquier momento palme y nos deje huérfanos en cierto modo- a uno de los venerables ancianos que pueblan mi hall of fame -entre gente de la talla de George A. Romero- y le doy las gracias por mantener mi imaginación y mi espíritu intacto desde que era un criajo y cogí por primera vez un número de Spiderman entre las manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: