Esta campaña de la Cruz Roja polaca da un mal rollo de la hostia.

Fornicio, fornicio, vil vicio, que dirían los ilustres Mamá Ladilla. Y más vil que nos va a parecer después de ver este spot  -bastante bien rodad, por cierto- de la Cruz Roja polaca realizado para concienciar a la población de que echar kikis con desconocidos -por muy buenos que estén, como es el caso de la jovenzuela del vídeo- puede resultar una jodienda bien gorda. El resultado no puede ser más malrollero.

Después de ver el vídeo dan ganas de plastificarse el pene con una de esas máquinas de sellar bolsas que hay en las entradas de los hipermercados.

¡A compartir se ha dicho!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: