[Crítica] ‘The Amazing Spider-Man’. Deja-vú grandilocuente con ínfulas indie.

El miedo a este supuesto reboot de la franquicia del Hombre Araña -y digo supuesto por razones que explicaré más adelante- se instaló en los corazones de todos los aficionados al cine superheroico desde que comenzaron a filtrarse los primeros datos sobre la producción. Tras haber visto la cinta dirigida por Marc Webb -‘500 Days of Summer’- se confirma que todos esos miedos no han sido infundados, ni mucho menos.

Con la excusa de narrar los orígenes jamás contados de Spidey, Webb y su equipo ejecutan un ejercicio visto mil veces que, pese a las promesas de novedad y reinicio de la saga, funciona más como remake que como reboot, actualizando el Spiderman de Sam Raimi a las necesidades actuales; esto es, dotando a la historia de un ADN teenager que confirma los temores sobre la “crepusculización” del tono, y abandonando esa ambientación superheroica post 11-S -en la que el superhéroe es hostil hacia la población, simbolizando ese miedo a lo desconocido- para pasar al heroismo de la crisis económica, en el que es tan héroe el superhombre como el ciudadano de a pie que aporta su grano de arena -recurso que dará lugar a momentos con intención de resultar lacrimógenos pero que resultan bochornosos-.

Dejando de lado las referencias a la obra de Raimi -a quien echaremos de menos en más de un momento-, como película individual ‘The Amazing Spider-Man’ posee unas carencias de ritmo importantes, en parte debido a un director bicéfalo que no sabe centrarse e intenta tratar a todas las subtramas abiertas -que no son pocas- por igual, consiguiendo que poco a poco nuestro interés se pierda por completo entre secuencias amorosas vistas mil y una veces y fragmentos de acción que no poseen ningún encanto en especial.
Si a esto añadimos que Webb, con ínfulas autorales, ha intentado dotar a la cinta en ciertos tramos de un aire indie que juega totalmente en contra de la naturaleza del superhéroe, y de una grandilocuencia impropia de una cinta que adapta las historias de un héroe pijamero, ‘The Amazing Spider-Man’ puede generar más rechazo que aceptación de cara al aficionado que ha ido disfrutando poco a poco con toda la “Phase One” -así se conoce al conjunto de cintas previas a ‘The Avengers’- de Marvel.

Si algún aspecto positivo hay que remarcar sobre la cinta es el casting, especialmente a Andrew Garfield, que da el perfil de ese Spider-Man gamberro y vacilón que todos conocemos, y que se adapta perfectamente al Peter Parker ‘Ultimate’ que plantea la película. Emma Stone está correcta como Gwen Stacy, físicamente clavada pero con serias diferencias respecto a la recatada Gwen de los comics. En cuanto al villano de la función, Rhys Ifans cumple con su papel como le dejan, y digo esto porque el Lagarto es uno de los antagonistas más desaprovechados que se han visto en una cinta del estilo en mucho tiempo; el juego de la dualidad al más puro estilo Jeckyll/Hyde queda en planos muy superficiales, dejando la sensación de villano de poca monta en el espectador. Ni que decir que visualmente, es uno de los monstruos generados por ordenador peor integrados que se han visto últimamente en cintas de semejante presupuesto.

En resumidas cuentas, ‘The Amazing Spider-Man’ supone una gran decepción para los que esperábamos un acercamiento novedoso, oscuro y maduro hacia el trepa muros. Donde la cinta debería ser divertida, frenética, y consciente de su condición de entretenimiento palomitero, Marc Webb y sus pretensiones autorales presentan una historia soporífera y vista mil veces con aspiraciones a ser profunda y dramática, quedándose a medio camino entre los dos terrenos y dejando una sensación de grandilocuencia absurda que no logra más que hacernos recordar la honestidad y humildad con la que Joss Whedon nos brindó en bandeja de plata la que debería ser referencia para todo producto de este tipo que es ‘The Avengers’.

Decepcionante.

¡A compartir se ha dicho!


Comments
2 Responses to “[Crítica] ‘The Amazing Spider-Man’. Deja-vú grandilocuente con ínfulas indie.”
  1. (Soy una chica) dice:

    Yo he llorado con las gruas.

  2. Esta nueva versión tiene sus pros y sus contras, lo que puedo rescatar es que The Amazing Spider-Man es una correcta propuesta basada en el popular personaje de Marvel Comics. Una cinta divertida, con vertiginosas escenas de acción y con muy buenas interpretaciones. Una película que, a diferencia de la primera cinta, por ejemplo, no se aleja demasiado del relato principal. Buena, para disfrutar y, aunque muchos no quieran, comparar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: