La subida del IVA del 8 al 21%. Puñalada al hígado de la industria del cine y al bolsillo del consumidor.

Los famosos recortes y ajustes del gobierno han dejado a medio país patas arriba y con el culo torcido. Muy pocos -los de siempre- se han librado de hachazos y medidas salvajes.

El mundo del cine no iba a ser menos, y no es sorprendente tras ver la retirada masiva de fondos públicos para subvencionar obra audiovisual.
Pero parece ser que nuestra ya herida industria cinematográfica no sólo va a verse afectada desde un punto de vista puramente interno; ahora también el bolsillo del consumidor se verá afectado tras el ajuste impuesto, consistente en la subida del IVA del actual 8 a un 21% para entradas de cine, y es muy improbable que los ingresos generados por las cintas proyectadas en las salas de nuestras ciudades no se vean mermados.

¿Cómo se quedan los precios después de este dantesco aumento de los impuestos? Os cuento el caso de mi cine particular, el Yelmo Icaria de Barcelona.

Actualmente, la entrada cuesta 7,70 euros en un pase normal y corriente de viernes por la tarde. Restándole el 8% del actual IVA, el precio de la entrada se queda en 7,084 euros (7,1 redondeando al alza).
Apliquemos ahora el nuevo impuesto del 21% a estos 7,1 euros, que supondrá un aumento de 1,491 euros (1,5) al precio base de la entrada.

Tras esto, disfrutar de una película en versión original en el Yelmo Icaria, nos costará 8,6 euros.
Si nos pasamos al 3D, habrá que sumar otros 2 euros a ese precio, sobrepasando en 60 céntimos la barrera de los 10 euros.

Convertir la cultura en una actividad de lujo restringiendo económicamente el acceso a ella me parece algo aberrante; condenar a la ya malherida industria del cine español a un más que probable descenso de cuota de pantalla hace que estas salvajes medidas económicas se asemejen más a una puñalada en el hígado que puede hacer que el sector comience a morir con más agonía de la esperada.

¿Qué esperanza nos queda? Que esa mafia que son los exhibidores asuma el aumento del IVA  -como ya han hecho muchas grandes y medianas empresas- manteniendo los precios de venta por entrada. Una utopía tras ver cómo han reaccionado tras la inteligente y valiente propuesta de distribución que Paco León ha llevado a cabo con su largometraje ‘Carmina o Revienta’, lanzada simultáneamente en cine, DVD y a través de internet; opción que, aunque muchos lo nieguen -o más bien se nieguen a reconocer-, acabará siendo el bote salvavidas que los nuevos -y no tan nuevos- realizadores.

¡A compartir se ha dicho!


Comments
One Response to “La subida del IVA del 8 al 21%. Puñalada al hígado de la industria del cine y al bolsillo del consumidor.”
  1. Soy vieja dice:

    Me acuerdo de cuando el cine costaba 465 pesetas el día del espectador….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: