[Crítica] ‘Mother’. Agridulce genialidad.

Nadie puede negar a estas alturas que Corea del Sur se ha convertido en una potencia mundial a la hora de crear productos para este noble arte que es el cine gracias a autores del nivel de Park-Chan Wook o Kim-Ki Duk.

El coreano que nos ocupa, Bong Joon-Ho, ya dejó a medio mundo fascinado con la que, personalmente, considero la mejor película con monstruo en muchos años ‘The Host’. Ahora, con ‘Mother’, cambia totalmente el registro abandonando la ciencia ficción y metiéndose de lleno en el drama, pero manteniendo unas cotas de calidad impresionantes y ese sello autoral centrado en la extravagancia de unos personajes que contrastan con el contenido de la cinta.

Y esa es precisamente la principal virtud de ‘Mother’.
Más allá de la delicadeza a la hora de componer imágenes, con un sentido de la estética arrollador -la fotografía y la planificación son una delicia- que nos absorberá desde el primer plano hasta ese larguísimo y precioso plano final, el plato fuerte de la cinta es el contraste entre la dura -durísima- historia que nos cuenta Joon-Ho y un tono que lleva el concepto de “agridulce” al extremo. Esto es gracias, como decía, a la riquísima construcción de personajes que rozan lo caricaturesco a la hora de transmitir sus acciones sin perder un ápice de seriedad y solidez en cuanto al contenido de las mismas se refiere.

De este modo, el director, acompañado de un equipo actoral acorde a las exigencias, -especialmente la arrolladora Hye-Ja Kim en el papel de una madre sin nombre que luchará hasta las últimas consecuencias por defender a su hijo- consigue jugar con nuestras emociones como si pudiese moldearlas a gusto ofreciendo información contradictoria a nuestros cerebros; por un lado, escenas con una carga dramática asombrosa, pero que son protagonizadas por unos personajes que podrían estar sacados de una comedia de situación de lo más disparatado. Así, Joon-Ho consigue estrujarnos el corazón hasta límites insospechados, convirtiendo el llanto en risa y la sonrisa en disgusto de manera constante durante las dos horas que dura la película.

Así pues, ‘Mother’ es lo más cercano a un carrusel emocional que podréis ver actualmente. No es una película sencilla, ni mucho menos. Ese tono tan peculiar no encajará en absoluto con las expectativas de un espectador que busque un thiller dramático al uso; pero si dejáis abrir vuestra mente al universo que el director coreano nos plantea, os encontraréis ante uno de los productos más emocionantes y preciosos -pese a lo oscuro de la historia- que hayáis visto en mucho tiempo.

Una película que genera una sensación tan extraña en nuestros sentimientos como el propio universo que propone.

Maravillosa.

Comments
One Response to “[Crítica] ‘Mother’. Agridulce genialidad.”
  1. plared dice:

    Desde hace unos años, muchas de las películas mas interesantes vienen de este pais. Y no solo del cine policíaco, romántico, de aventuras en fin. Sin hacer ruido están convirtiéndose en toda una potencia y ademas….con bastante mas calidad que otros ya consolidados. Old Boy, me pareció de lo mejor visto en mucho tiempo. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: