[Crítica] ‘Dredd 3D’. Vuelta a los mejores años 80.

Decía Jorge Manrique que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, y el poeta palentino tiene toda la razón del mundo, especialmente si el contexto de la frase engloba al cine de acción. Lejos quedan los años ochenta, con su violencia desmedida y gratuita, sus diálogos lapidarios y ese sentido del espectáculo sin complejos que lucía un cine de acción que murió en el 94 con ‘Mentiras Arriesgadas’.

Si bien es cierto que un gran número de producciones recientes, como ‘The Expendables’ o ‘The Raid’ –con la que ‘Dredd’ guarda más de una similitud- han recuperado ese espíritu con sabor añejo, es el director Pete Travis quien ha conseguido extraer la esencia “ochentera” y plasmarla en este divertidísimo torbellino de acción, testosterona y violencia gratuita que ha resultado ser ‘Dredd 3D’.

No son pocos los referentes que descubrimos a la hora de ver la cinta. El planteamiento puede recordar a clásicos como ‘Jungla de Cristal’ o la más reciente y espectacular ‘The Raid’ –asedio en clara desventaja a edificio atestado de enemigos-, pero es el aroma al cine de Paul Verhoeven –especialmente a ‘Robocop’- que tiene la película a la hora de presentar una ciudad futurista corrompida por el crimen lo que convierte a ‘Dredd’ en un auténtico ejercicio de nostalgia cinematográfica que hará las delicias tanto de quien busque un entretenimiento sencillo pero efectivo, como de los fans acérrimos del género que necesiten hacer retrospectiva cansados de las producciones actuales.

Con un guión sencillo,  una ejecución impecable, una banda sonora brutal, un tratamiento de la violencia desmedido y unas interpretaciones –ojo a un Karl Urban con medio rostro tapado durante toda la cinta- acordes al tono desenfadado y, lo que es más importante, rozando lo autoparódico, ‘Dredd’ es una de las apuestas más sólidas a la hora de buscar entretenimiento en una sala de cine, además de una de las mejores adaptaciones del cómic que se ha hecho en los últimos años.

Una cinta sencilla, sin pretensiones, estimulante, divertida y con un sabor muy, muy añejo.

¡A compartir se ha dicho!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: