[Crítica] ‘The Dark Knight Returns, Part 1’. Maravilla animada.

Es muy, muy complicado llevar a rajatabla eso de la imparcialidad y la objetividad a la hora de escribir una crítica al juntar dos elementos concretos en la misma ecuación: A Batman y a mi mismo.
De una crítica escrita por mi persona sobre cualquier adaptación a la gran -o pequeña, como en este caso- pantalla de las aventuras de Bruce Wayne y compañía pueden salir, por un lado, elogios desmedidos rebosantes de emoción o la mayor ristra de insultos, vejaciones y palabras malsonantes por otro -hola, Tim Burton-.
El caso es que, con la cinta que nos ocupa prometo ser todo lo profesional que pueda. O al menos intentar serlo.

Allá por 1986, Frank Miller regaló al mundo la que es una de las obras esenciales y más brillantes jamás escritas sobre el Caballero Oscuro: The Dark Knight Returns -El Retorno del Caballero Oscuro-.
En paralelo a los cánones de Alan Moore y su Watchmen, Miller nos brindó una historia superheróica ambientada en un universo más maduro de lo habitual, cuyas señas de identidad eran la importancia de la psique de los personajes y una descarnada crítica a la sociedad corrupta, a los medios de comunicación, y a la delgada línea que separa la justicia del fascismo. En el caso de DKR -Dark Knight Returns-, esta historia la vivíamos de la mano de un Bruce Wayne de 55 años que abandonó el Manto del Murciélago tras la muerte del Jason Todd -el segundo Robin-, y a quien la desmesurada escalada de violencia en Gotham obligará a retomar sus obligaciones como Cruzado Enmascarado.

Tras el éxito cosechado con la adaptación al cine de animación de la visión -también de Miller- del punto de partida de las aventuras de Batman en Año Uno, Warner Premiere ha decidido jugársela adaptando la arriesgada historia de DKR bajo la atenta mirada de miles de fans dispuestos a saltar a la yugular de los responsables si el resultado no estaba a la altura de la leyenda del cómic; y vaya si lo está.
The Dark Knight Returns, Part 1 posee los puntos básicos a la hora de realizar una adaptación de este estilo: Respeta la obra original -y al hacerlo tienen medio trabajo hecho, ya que el guión de Frank Miller es sublime-, mantiene los puntos clave que la hicieron tan especial -en este caso la crítica socio política y la incursión en la mente de Bruce Wayne-, y se ha realizado con mimo y cuidando el detalle.

Visualmente la cinta cumple con creces; la animación es fluida, con unos personajes y escenarios fieles a las descripciones de Miller y con unas secuencias de acción muy dinámicas y bien planificadas. Si a esto le sumamos la fidelidad de la paleta de colores de la cinta a la utilizada por Lynn Varley en el cómic original, no será difícil reconocer alguna de las viñetas más emblemáticas que disfrutamos sobre el papel, incrementando esa sensación de “mimo” de la que hablaba anteriormente.

Si el apartado visual es acertado, el sonoro no se queda atrás.
La banda sonora de Christopher Drake -habitual de las adaptaciones de animación de DC-, compuesta mezclando la música orquestal con sintetizadores que parecen sacados de los años 80, posee la épica y la fuerza necesarias para contar el periplo de Bats.
A esto hay que sumarle el excelente trabajo de doblaje -y por ende, de casting- del que hace gala DKR, con un Peter Weller -a quién conoceréis por ser Robocop en la película homónima que logra dar vida y una gran cantidad de matices al personaje de Bruce Wayne. El resto de intérpretes, como David Shelby -Robert Channing en Falcon Crest- en el papel de un anciano Comisario Gordon o Ariel Winter –Modern Family- como la nueva Robin están a la altura del protagonista, consiguiendo un conjunto impecable.

Como veis, todo son bondades en esta The Dark Knight Returns, Part 1. 
Si no has leído el cómic, el visionado de la película te hará necesitar hacerlo cuanto antes. Si ya lo has hecho, te recordará que tuviste en tus manos una de las mejores historias del hombre murciélago jamás contadas y te la presentará desde una nueva dimensión igual de disfrutable.
Ahora sólo nos queda esperar a principios del año que viene para ver la segunda y última parte de la historia. Y creedme que lo que viene va a ser aún mejor.

Una joya a la altura del original y un ejemplo de cómo deberían ser todas las adaptaciones de este estilo.

¡A compartir se ha dicho!


Comments
4 Responses to “[Crítica] ‘The Dark Knight Returns, Part 1’. Maravilla animada.”
  1. Es cosa mia, o la bso esta como MUY inspirada en la de The Dark Knight?

  2. rodrodro dice:

    Si hay algun elemento que la vincule con la pelicula de Cristopher Nolan, la musica constante casi inperceptible pero creando la tension, la forma en que termina tambien recuerda mucho a las cinas de nolan concluyendo con el titulo y esa musica …. claro solo es en esos detalles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: