[Crítica] ‘Looper’.

El fandom de la ciencia ficción lleva más de una década esperando el advenimiento del relevo generacional de The Matrix (1999);la que es,según mi humilde opinión, elparadigma del blockbuster sci-fi y la última gran revolución dentro de tan extenso género. Todo parecía indicar que Rian Johnson –quien venía de dirigir la irregular The Brothers Bloom (2008)- iba a ser el encargado de tan ardua tarea, y es que Looper posee todos y cada uno de los elementos que una cinta necesita para ser recordada como el nuevo referente entre los filmes de su especie.

El punto de partida de Looper resulta tan apasionante y magnético como el cruce de géneros que propone, fusionando el noir más clásico con la ciencia ficción distópica e inteligente de Ray Bradbury; dando como resultado un primer acto magnífico, lleno de ritmo y demostrando una magistral labor en la dirección de Johnson, en el que se presentan los supuestos ejes de la historia: una sociedad dominada por la desigualdad, la mafia y los viajes temporales.
Y digo supuestos porque la principal tara de Looper es una inesperada bicefalia temática que se descubre conforme avanza el metraje, y que avanza hacia terrenos mucho más manidos y, por ende,  mucho menos atractivos que la interesantísima propuesta inicial que queda abandonada casi por completo conforme se desarrolla la historia.

A esta gran lacra, que no es otra cosa que una herida auto infringida por las expectativas generadas en el planteamiento de la historia, hay que sumar un arrítmico y excesivamente dilatado segundo acto que abandona completamente a su suerte al espectador; y que no consigue ser salvado ni por la brillante utilización del lenguaje cinematográfico por parte del director; ni por el dúo actoral, con un Bruce Willis llenando de carisma cada uno de los planos en los que aparece, y un Joseph Gordon-Levitt -y sus toneladas de látex en el rostro- ejerciendo un gran trabajo de mimetismo; ni por un tercer acto que consigue relanzar la cinta a un nivel de calidad próximo al visto en los primeros compases, pero que llega demasiado tarde como para salvar al conjunto de transmitir esa triste sensación que nos hace pensar en lo que podría haber sido Looper y no ha terminado siendo: un producto muy disfrutable que podría haber trascendido, pero cuya calidad ha terminado viéndose reducida a unas pocas pinceladas de genialidad, quedándose a las puertas del Olimpo de la ciencia ficción contemporánea.

¡A compartir se ha dicho!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: