Bigas Luna, Freixenet, chanchullos, mamoneo y la madre que me parió.

Pensar en Freixenet es sinónimo de hacerlo en -melopeas desmedidas y sus consiguientes resacas aparte- ese glamour publicitario que, desde el año 77 ha acompañado las campañas navideñas de la marca de cava catalán. El star system nacional e internacional más refinado siempre fue el leit motiv de los spots de la bebida espirituosa. No en … Sigue leyendo

Tu voto: